Retour
FacebookTwitterYoutubeFlickrBlog Turismo de FranciaInstagramGoogle+
Zoom
  • © CRTL Laetis
    Limousin - © CRTL Laetis
  • © CRTL Laetis
    Limousin - © CRTL Laetis
  • © CRT Limousin
    Limousin - © CRT Limousin
  • © CRT Limousin
    Limousin - © CRT Limousin
  • © J.M Péricat
    Limousin - © J.M Péricat
  • © Régis Duvignau
    Limousin - © Régis Duvignau
  • © CRTL
    Limousin - © CRTL
  • © Agence Marco Polo
    Limousin - © Agence Marco Polo
  • © CRTL Laetis
    Museo de la tapicería de Aubusson - © CRTL Laetis

    Rendez-vous en Limousin

    Entre silencio y sabores, ríos y lagos, el Limousin le permitirá adentrarse en una variedad infinita de colores, paisajes, culturas, ciudades y pueblos acogedores y llenos de animación. En cada momento vivirá una sorpresa; entonces, soñará con volver a visitarlo.

    En el corazón del Macizo Central

    Al cruzar las puertas del Limousin descubrirá un paisaje de montes, valles y grandes lagos, en pleno Macizo Central. Disfrute de la naturaleza: el valle del Dordoña, el Parque Natural Regional de Millevaches, el Parque Natural Regional Périgord-Limousin. El arte y la naturaleza dialogan en el Limousin: en el valle del Creuse, Crozant atrajo a los pintores impresionistas. En el lago de Vassivière, un lugar con la vegetación típica del suroeste, el tiempo parece detenerse al visitar el Centro internacional de arte y del paisaje de la isla  de Vassivière y acelerarse al realizar las diversas actividades. La Corrèze destaca por su gastronomía, la Creuse conmueve por su naturaleza salvaje y la Alta Vienne maravilla por sus especialidades prestigiosas: la porcelana y el esmalte de Limoges o las guanterías de Saint Junien.

    Un patrimonio sorprendente

    En el Limousin, el arte religioso, a lo largo del Camino de Santiago (Vía Lemovicensis, itinerario cultural europeo), le sorprenderá: desde Crozant hasta la Souterraine, luego Bénévent-l’Abbaye pasando por la Catedral de Limoges, Solignac… Podrá asimismo admirar la Iglesia de Saint-Pierre en Collonges-la-Rouge, uno de los más bellos pueblos de Francia. Uzerche, Beaulieu y Solignac le deslumbrarán por la magnificencia de sus iglesias románicas. Los castillos también forman parte del patrimonio del Limousin, del Castillo de Val a orillas de un lago, al Castillo de Boussac donde vivió George Sand, o también el Castillo de Pompadour que acoge el evento ecuestre de la Gran Semana de Pompadour.

    Especialidades del Limousin

    Al escritor Antoine Blondin le gustaba decir: “En el Limousin no tenemos caviar pero tenemos castañas”. La castaña, cuya hoja es el emblema de la región, se descubre en la morcilla con castañas, la ensalada limousine así como en pastelería. Pero también hay que citar las nueces, la manzana con denominación de origen protegido, las frutas rojas (fresa, frambuesa o arándanos), las setas y las mejores carnes producidas en la región: el cordero, el cerdo de culo negro y las aves que se encuentran con motivo de las fiestas tradicionales: la Fiesta de la Castaña en Dournazac (en el Parque Natural Regional Périgord-Limousin), la Frairie des petits ventres (Fiesta de los pequeños vientres) en Limoges, las ferias de productos de la oca y del pato y el Festival de la Ganadería en Brive-la-Gaillarde.
    La vaca limusina produce una carne sabrosa que figura entre las más reputadas y es la estrella de las Jornadas de la carne bovina limusina. Los aficionados a la gastronomía se deleitan con los clafoutis y pasteles de avellanas acompañados de sidra o aperitivos a base de castaña, nueces o frutas rojas que expresan en la boca fuerza y vigor.

    Salir en Limousin

    Limoges, ciudad de arte y de historia, estimula sus sentidos en el Museo Nacional Adrien Dubouché (más de 10.000 piezas de porcelanas y esmaltes de todos los países) y en el Museo de Bellas Artes, cuyo renombre mundial lo debe a su colección de esmaltes del siglo XII hasta nuestros días. En Aubusson, el Centro Jean Lurçat debe su éxito a la tapicería (patrimonio mundial inmaterial de la UNESCO).
    La segunda ciudad del Limousin, Brive-la-Gaillarde, reserva numerosas sorpresas. Su Museo Labenche narra la historia de la Corrèze. Dos eventos destacados llenan Brive de animación: la Feria del Libro, la segunda tras la de París, y el Festival de Música Clásica de la Vézère. Bellac hechiza con el Festival Nacional de Bellac, sabia mezcla de teatro y de jazz.
    Para los más pequeños, el Laberinto Gigante en los Montes de Guéret reserva numerosas actividades, y el Parque zoológico permite ver a los lobos en libertad.
     
    En el Limousin, le abrimos nuestras puertas de par en par.

 
 
    Etiquetado como Ciudades de Francia, Naturaleza y aire libre, Cultura y patrimonio, Gastronomía, turismo responsable, Limousin, Región
source