Retour
FacebookTwitterYoutubeFlickrBlog Turismo de FranciaInstagramGoogle+
Zoom
  • © Jupiter
    Champagne-Ardenas - © Jupiter
  • © Winfield
    Gastronomía en Champagne-Ardenas - © Winfield
  • © Gouhoury
    Champagne-Ardenas - © Gouhoury
  • © FLAMENT
    Champagne-Ardenas - © FLAMENT
  • © Balthazar
    Champagne-Ardenas - © Balthazar

    Rendez-vous en Champagne-Ardenas

    Tierra de agua y de bosques

    Efervescente y auténtica, Champagne-Ardenas es una región de grandes lagos, de los Parques Naturales de la Montaña de Reims y del Bosque de Orient, así como del Macizo de las Ardenas, todo ello cerca de París y de Disneyland Paris.
    Unos grandes espacios adaptados al senderismo, a los paseos a caballo o en bicicleta de montaña y a las actividades náuticas en los lagos: los amantes de los deportes al aire libre disfrutarán a lo grande.

    Unas “Ciudades de Arte y de Historia”

    Región cultural, Champagne-Ardenas cuenta con 5 localidades con el distintivo de “Ciudad de Arte y de Historia”. La Fortaleza de Sedan, protagonista del célebre festival medieval de Sedan, el patrimonio de la UNESCO de Reims, los edificios religiosos de Châlons-en-Champagne, las murallas de Langres y la industria de Troyes, son todas ellas unas maravillosas riquezas.

    Un festival de sabores

    A la hora de sentarse a la mesa, el paté de Reims, la ensalada con tocino o la fricassée de patatas a la ardenesa conviven con los platos tradicionales, como los pies de cerdo a la Sainte-Menehould, la potée champenoise, la andouillette de Troyes o el jabalí a la ardenesa.
    Algunos quesos típicos, como los de cabra cenizos de Riceys y cenizos de Argonne, o los quesos con Denominación de Origen de Chaource, donde se encuentra el Museo del Queso, dan carácter a las comidas.
    Los postres hacen las delicias de los golosos en Champagne-Ardenas, de la nonette al pain d'épice, pasando por las galletas rosas de Reims y el massepain.

    Champagne-Ardenas, lugar de cita ineludible para los aficionados al vino

    Este festival de sabores se acompaña por supuesto de los vinos típicos de la región y, en primer lugar, el célebre Champagne. En el Faro de Verzenay en el corazón del viñedo, le revelarán todos los secretos de esta bebida. La Côte des Blancs es la exclusividad del Chardonnay y del champagne Blanc de Blancs.

    La visita y cata en las bodegas y viñedos de Champagne es una cita ineludible para los aficionados al vino. Las célebres Bodegas Veuve-Clicquot les abren sus cuevas de piedra caliza en Reims y, en Epernay, la Avenida de Champagne, sede de las más importantes bodegas de champagne, le reserva unas catas excelentes.

    Patrimonio cultural en Champagne-Ardenas

    Los monumentos de Reims seleccionados por la UNESCO cuentan con numerosos tesoros para los aficionados al patrimonio. El Palacio de Le Tau, la Basílica Saint-Rémi donde se celebran las Flâneries Musicales de Reims y, claro está, la Catedral de Reims, donde las Fiestas Johanniques de Reims alcanzan su paroxismo.

    Charleville-Mézières rinde homenaje a su “enfant terrible” en el Museo Arthur Rimbaud y acoge el Festival Mundial de Teatros de Marionetas.

    La localidad medieval de Troyes se llena de canción francesa con las Noches de Champagne.

    En cuanto a las actividades de ocio, el Parque Nigloland ofrece a las familias más de 35 atracciones y espectáculos en plena naturaleza. Y si esto no le fuera suficiente, puede poner rumbo a Disneyland París.
     
    ¡Festiva y chispeante como sus vinos, la región de Champagne-Ardenas embriaga a sus visitantes!

 
 
    Etiquetado como Naturaleza y aire libre, Cultura y patrimonio, Viñedos, Gastronomía, turismo responsable, Champagne-Ardenne, Región
source